polideportivo san isidro getafe

El Ayuntamiento de Getafe ha apremiado a la UTE adjudicataria de las obras del polideportivo San Isidro para que comience los trabajos “a la mayor brevedad posible”. Todo tras rechazar la Junta de Gobierno Local las alegaciones presentadas por la unión de empresas.

El Gobierno de Sara Hernández adjudicó los trabajos por 4,3 millones de euros el pasado mes de mayo, a un semana de las elecciones municipales que acabó ganando la alcaldesa del PSOE. El inicio de los trabajos estaba previsto para el 8 de agosto pero la UTE se negó y presentó unas alegaciones que han sido desestimadas.

Ahora, con fecha 23 de agosto como plazo formal, el Ayuntamiento ha instado a la empresa a que empiece las obras que tienen un plazo de ejecución de 11 meses. Se trata de la primera fase, que incluye el complejo acuático; salas polivalentes; aparcamientos para el barrio y una zona de transición entre el parque de San Isidro con juegos deportivos de ocio saludable.

En las siguientes fases se prevé además la construcción de dos pistas multideportivas de uso libre en el interior de las instalaciones. El polideportivo contará igualmente con un gimnasio, fisioterapia y salas para otras actividades habituales. El nuevo pabellón tendrá capacidad para más de 2.500 espectadores y con gradas retráctiles que permitan su uso para varias actividades al mismo tiempo.