El Gobierno de Leganés ‘saca pecho’ de su gestión económica. Este jueves se ha presentado ante los medios de comunicación la liquidación del Presupuesto de 2020, con un resultado positivo para las arcas municipales.

En concreto, el Ayuntamiento de Leganés cerró el pasado año con un superávit de 41.587.138 euros y un remanente de tesorería para gastos generales de 48.027.608 euros. En total, casi 90 millones de euros de solvencia económica que demuestran “el correcto funcionamiento de este Ayuntamiento”, ha dicho la concejala de Hacienda y Contratación, Elena Ayllón, que ha estado acompañada del alcalde, Santiago Llorente, y del concejal de Recursos Humanos, Fran Muñoz.

La edil ha detallado que los ingresos por transferencias corrientes han subido un 13,33% con respecto al ejercicio anterior. En este sentido, Ayllón ha explicado que ha aumentado la participación de los tributos del estado, así como la liquidación de ejercicios anteriores y subvenciones estatales y autonómicas.

El Ayuntamiento de Leganés cerró el pasado año con un superávit de 41.587.138 euros y un remanente de tesorería para gastos generales de 48.027.608 euros

Por otro lado, la responsable de la Hacienda leganense ha avanzando que a cierre de 2020, el porcentaje de deuda viva es el 12%, “muy por debajo de lo establecido por la ley”. Así pues, se cumple con el objetivo de estabilidad presupuestaria, si bien en octubre de 2020, el Gobierno de España suspendió las reglas fiscales para 2021, y así hacer frente a los efectos derivados de la Covid-19.

“Estos datos son sinónimo de una buena gestión económica, que se traduce en cuentas saneadas y responsabilidad fiscal, que unido a la decisión del Gobierno de España, nos va a permitir un presupuesto totalmente ejecutable para 2021, a pesar de todos los agoreros de la oposición”, ha recalcado Elena Ayllón, quien ha dado las gracias a los contribuyentes de Leganés “por su esfuerzo”.