El equipo de Gobierno municipal (PSOE-IUCM) ha conseguido que se aprobase de forma inicial el Presupuesto municipal de 192 millones de euros en un Pleno extraordinario de la Corporación. Las cuentas salieron respaldadas con trece votos a favor, 9 en contra y cuatro abstenciones.

Votaron de forma afirmativa los siete miembros del Ejecutivo local y los seis concejales de Unión por Leganés (ULEG). En contra se posicionaron los seis ediles del PP y los concejales no adscritos Rocío Cruz, Mercedes Condes y José Manuel Barbé. Los representantes políticos de Leganemos, Ciudadanos y Jorge Pérez se abstuvieron.

Durante la presentación del Presupuesto, el concejal de Hacienda, Pedro Atienza, ha afirmado que las cuentas municipales se ven lastradas principalmente por el pago de sentencias judiciales. Añadió que se va a producir un aumento de los ingresos gracias al impuesto de construcciones (ICIO) y a la recuperación económica.

AFIRMATIVO

ULEG ha dado su apoyo a la aprobación municipal de las cuentas municipales al entender que “no se puede tolerar que se siga con unos presupuestos del PP”. Desde el partido vecinal recalcan que cumplen con la palabra dada hace unos meses cuando anunciaron que apoyarían unos nuevos presupuestos.

Consideran que el Gobierno municipal ha perdido el tiempo durante estos meses ya que para su aprobación inicial el voto afirmativo necesario ha sido el de ULEG, mientras que los de Leganemos y Ciudadanos –grupos políticos con el que ha mantenido negociaciones el Gobierno local-, al final “han sido irrelevantes”.

ABSTENCIÓN

Por su parte, Leganemos ha justificado su abstención a la aprobación inicial del Presupuesto para “aportar soluciones y por el bien de la ciudad”. Sin embargo, son críticos sobre las inversiones previstas debido a que “son mentira y no van a poder ejecutarse”. Este partido apuesta por una subida de impuestos a bancos y centros comerciales en las próximas ordenanzas fiscales.

Ciudadanos también optó por la abstención después de que este Grupo municipal estuviese en la mesa negociadora. Su portavoz, José Manuel Egea, declaró que “seremos la solución y hemos luchado para que estos presupuestos puedan salir hacia adelante”.

El concejal no adscrito, Jorge Pérez, justificó su abstención porque las cuentas se han presentado tarde y “están llenas de parches”. También declaró que no vota a favor por la parálisis en la que ha estado sumida la gestión de la ciudad.

EN CONTRA

Los seis concejales del PP han votado en contra porque consideran que las cuentas municipales presentadas por el gobierno son “falsas, irreales y extemporáneas”. Para los populares los presupuestos están “inflados” en unos cincuenta millones de euros puesto que los ingresos presentados no se pueden alcanzar debido a que no se han aprobado nuevas ordenanzas fiscales.

Además, auguran que lo que quiere el PSOE es subir los impuestos y alertan de la ilegalidad que supondría vender suelo municipal para pagar obras y sentencias judiciales. Los populares afirman que a pesar “de la bondad de la economía no estamos para justificar un aumento del 36% del presupuesto”.

El portavoz del PP, Miguel Ángel Recuenco, ha declarado que “si se prorrogan los presupuestos se aumentarán los impuestos” y alerta de que “la estabilidad presupuestaria puede saltar por los aires”. Además, recuerda que se sigue incumpliendo el periodo medio de pago a proveedores

Desde el grupo de no adscritas de Ganar Leganés, la concejala Mercedes Condés indicó que las cuentas municipales no son ambiciosas y suponen un recorte de servicios a la ciudadanía. Este grupo criticó que no se debatiesen los votos particulares que presentaron sobre instalación de pedales en contenedores de basura, la limpieza de vertidos o la conclusión del centro cultural de Leganés Norte.

VECINOS

Desde la Federación Local de Asociaciones de Vecinos de Leganés han criticado que no se les haya consultado sobre la elaboración de estas cuentas municipales y añaden que van a ser imposibles de ejecutar en este ejercicio económico. Indican que son similares a los últimos aprobados por el PP a los que se les ha sumado el pago de sentencias judiciales.

Echan en falta nuevos proyectos que mejoren la ciudad como la construcción de instalaciones deportivas y centros cívicos en los barrios más modernos del municipio, como Leganés Norte, Arroyo Culebro, Solagua, Poza del Agua o Vereda.

A partir de ahora se podrán presentar las correspondientes alegaciones durante treinta días después de la aprobación del presupuesto en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Tras la resolución de alegaciones se procederá a la aprobación definitiva del presupuesto.