El alcalde de Leganés, Santiago Llorente, ha asegurado que tiene la “sensación de impotencia” al comprobar que, ni desde el Ministerio de Sanidad ni desde la Comunidad de Madrid, han respondido a sus requerimientos cuando ha reclamado que se preste una especial atención a Leganés por el elevado número de contagiados y fallecidos a causa del Covid-19.

El regidor, que ha reclamado un “estudio específico” y concreto para desentrañar los motivos de la elevada incidencia de la epidemia en su localidad, ha asegurado que las autoridades sanitarias deberían haber atendido a Leganés de una manera “singular” por la elevada afección.

“Todos somos iguales, pero cuando uno ve que en un municipio hay más casos que en el del al lado, evidentemente hay tratar a ese municipio, en este caso Leganés, de forma singular o especial”, ha expresado tras confirmar que, en estos meses de pandemia, “nadie” de Administraciones superiores ha llamado al Ayuntamiento para interesarse por la grave situación del municipio.

“A mí nadie me ha llamado para decirme absolutamente nada”, ha asegurado Llorente. Leganés sobrepasa ya los 3.000 vecinos afectados por el coronavirus -un millar más que la segunda ciudad más afectada de la zona Sur, Móstoles- y las residencias han registrado más de 259 fallecidos.

Es más, el regidor leganense ha desvelado que cuando ha enviado correos electrónicos al mando único, al Ministerio de Sanidad o a la Comunidad de Madrid o al Consejero de Sanidad, “jamás” le han respondido.

“Uno tiene la sensación de impotencia, de que aquí el alcalde está para dar la cara pero sin saber lo que está pasando en la ciudad”, ha zanajado.