Aprovechando el parón competitivo de todas las competiciones a nivel nacional, la AD Alcorcón ha publicado en su página web una entrevista a Luis Perea, jugador incorporado a préstamo durante durante el pasado mercado invernal procedente de Osasuna y que está ofreciendo un excelente rendimiento en el conjunto alfarero.

Su falta de continuidad en el cuadro navarro le convenció de la conveniencia de aceptar la propuesta de la AD Alcorcón. “Venía de estar unos meses sin competir ni tener los minutos necesarios”, explica el joven jugador alcalaíno, “por lo que lo mejor para todos era salir a algún club donde seguir creciendo como futbolista y ahí entró en liza el Alcorcón”.

“EL ALCORCÓN ME ESTÁ APORTANDO SEGURIDAD EN MÍ MISMO”

Y hasta la fecha su apuesta le está saliendo a pedir de boca “porque me he encontrado un club humilde y que desde el primer momento me ha tratado de maravilla. El vestuario es muy bueno y me siento tremendamente afortunado de poder trabajar cada día con cada uno de los compañeros que me rodean. El paso por el Alcorcón”, afirma sin rodeos, “me está aportando seguridad en mí mismo y tranquilidad. Estoy muy contento de poder estar en este gran club”.

El parón liguero a consecuencia del coronavirus ha frenado en seco su gran momento de forma, pero Perea lo asume a sabiendas de que es lo único que se puede hacer en unas circunstancias tan excepcionales como las actuales. “es una lástima que tengamos que parar tanto tiempo, pero es lo que toca. Intento organizarme el día a día y aprovechar para hacer ejercicios en la medida de las posibilidades que tenemos en casa”, explica antes de añadir que “también aprovecho para ordenar mi casa, ver películas, series etc. Lo que peor llevo, sin duda, es no poder hacer la rutina que llevaba antes”.

Luis, por último, anima a toda la afición alfarera a seguir las recomendaciones de permanecer en casa que solicitan las autoridades gubernamentales y sanitarias para superar esta crisis del coronavirus y les insta a que cuando vuelva  la normalidad “sigan animando y apoyándonos en cada partido, como han hecho siempre. Todavía queda mucho y vamos a pelear hasta el final porque no tenemos límite. Aquí, todos somos un equipo”, apostilla.