La Comunidad de Madrid ya ha entregado al Ministerio de Sanidad, los informes técnicos que avalan la nueva petición de entrar, a partir del 18 de mayo, en la fase uno de la desescalada. El documento inciden en el refuerzo de personal (sobre todo en Atención Primaria) y en la estrategia de seguimiento y control de posibles casos de coronavirus.

Este jueves está programada la reunión bilateral entre el Ministerio y la Comunidad, para abordar la nueva petición. Será el viernes por la tarde cuando Sanidad tomé la decisión.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha afirmado que la Comunidad de Madrid está preparada para escalar a ese nivel y que “otro rechazo por parte de la administración estatal no se entendería”, porque se ha cumplido con las directrices marcadas por el Ministerio.

15.000 PCR DIARIAS

Entre los datos aportados figuran el incremento de la capacidad para hacer pruebas diagnósticas PCR, que suben de 11.000 a 15.000 diarias, con el objetivo de tener poder diagnosticar todos los casos sospechosos de Covid-19 y a su entorno.

Entre los datos aportados figuran el incremento de la capacidad para hacer pruebas diagnósticas PCR, que suben de 11.000 a 15.000 diarias

También este plan contempla un refuerzo “suficiente” de personal en el área de vigilancia epidemiológica de cara a la “identificación y contención precoz” de fuentes de contagio, así como el “diagnóstico y aislamiento” de los casos, que incorporará a residentes para esta función.

A ello se suma un refuerzo de personal en área de vigilancia, con 16 residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública, 66 efectivos de enfermería con formación específica en este campo y 40 operadores para tareas de seguimiento en centros de Atención Primaria, que se suma a un aumento de plantilla ya previsto de 650 a este nivel asistencial, precisamente uno de los requisitos planteados por el Ministerio.