Este viernes, día 29, en el Ayuntamiento de Móstoles se celebra una importante reunión para llevar a cabo el desmantelamiento de las líneas de alta tensión que afectan a los municipios de Arroyomolinos, Moraleja de Enmedio y Móstoles.

A la reunión están convocadas las alcaldesas de Moraleja de Enmedio y Móstoles, Valle Luna y Noelia Posse, respectivamente, así como el regidor de Arroyomolinos, Andrés Martínez, para la firma de un acuerdo definitivo entre los tres municipios con el fin de ejecutar las obras de traslado y desvío de las líneas de alta tensión que atraviesan las tres localidades.

DEMORA

La Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid ya ha emitido el correspondiente informe positivo de Impacto Ambiental, requisito indispensable para ejecutar los trabajos, a petición del Gobierno local de Arroyomolinos. En el caso de no firmarse el acuerdo los trabajos de retirada de las torres de alta tensión podrían demorarse en el tiempo.

SIN INTERÉS

“Parece ser que no hay un interés muy claro en hacerlo ahora por parte de los ayuntamientos de Moraleja de Enmedio y Móstoles”, señala el concejal de Hacienda de Arroyomolinos, José Vicente Gil. “El PSOE, que gobierna tanto en Moraleja como en Móstoles, no está muy por la labor porque creen que con estas obras solo se obtiene un rédito político, pero estamos hablando de la salud de las personas”, añade el edil.

ACLARACIÓN

A raíz del revuelo generado, el concejal de Hacienda ha querido hacer algunas aclaraciones:

“Espero que la reunión se produzca y esto sea ya definitivamente el final del periplo para poder trasladar las líneas de AT, que tanto daño están causando y que no ocurra como en la época del anterior alcalde de Móstoles, David Lucas, que entendía que no era un problema prioritario para su municipio y que no iba a dar rédito político al alcalde de Arroyomolinos, que era quien lideraba el proyecto al ser el municipio más afectado”, señala el concejal de Hacienda de Arroyomolinos, José Vicente Gil.

“Estas afirmaciones, en su momento, fueron recriminadas por mí y mi compañero Juan Carlos García, ante los estamentos del PSOE y fue unas de las razones esgrimidas por la actual secretaria general del PSOE-Arroyomolinos para incoarnos un expediente de expulsión”, sostiene.

“Por todo lo reseñado y reiterando que en ningún momento cuestione nada sobre la Alcaldesa de Moraleja, a la que desde aquí pido disculpas por si le he causado malestar, nada más lejos de mi intención, y que cuenta con mi total respeto y admiración como persona y como líder de un proyecto que está sacando a Moraleja de una más que difícil situación económica”, finaliza.