Una joven de 17 años ha fallecido este lunes tras haber recibido al menos una puñalada en el abdomen en Alcorcón. El suceso ha tenido lugar poco después de las 22.00 horas en el interior de un local ubicado en la confluencia de la calle Desmonte con la calle Cuenca.

Al parecer, la menor habría sufrido una herida por arma blanca en la zona del abdomen, con evisceración, entrando en parada cardiorrespiratoria, han indicado fuentes de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

La joven se encontraba en la calle, próxima al portal de un edificio, cuando los servicios de emergencias han llegado al lugar. Agentes de la Policía Nacional, los primeros en acudir a la zona, han comenzado las labores de reanimación, que han continuado los sanitarios del Summa-112 hasta lograr revertir la parada.

La chica ha sido trasladada en una UVI del Summa-112 hasta la Fundación Hospital Alcorcón, donde finalmente ha fallecido debido a la gravedad de las lesiones sufridas.

La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación para determinar las circunstancias en las que se ha producido el apuñalamiento y tratar de localizar al autor o autores de la agresión. Fuentes policiales han descartado que se trate de un caso de violencia de género.

AMENAZAS

En declaraciones a Telemadrid, el padre de la joven fallecida ha asegurado que su hija recibía amenazas a través del ‘WhatsApp’ de la novia de su expareja, a quien habría llamado “drogadicta”.

“Mi hija tenía miedo. Se sentía amenazada. Intenté hablar con el padre de la chica, que trabaja en la Guardia Civil. Mi hija me decía que estaba loca”, ha señalado el padre. Además, ha manifestado que sospecha de que la agresora ha sido esta chica, ya que su hija en el momento de los hechos estaba hablando con una de sus amigas y ésta le ha comentado que escuchó la voz de la joven que la amenazaba.

“Nunca pensó que llegará a tanto. El sábado hablé con mi hija y me dijo que le había dejado de amenazar. Yo estaba contento”, ha señalado el progenitor.