El PP de Pinto ha denunciado este jueves el “pacto de sillones” que van a perpetrar PSOE, Podemos y Unidas Pinto, tras alcanzar un preacuerdo de Gobierno que tendrá que ser avalado antes por las bases este fin de semana.

En Al Cabo de la Calle desvelamos en exclusiva que el exalcalde, Rafael Sánchez, volverá al Ejecutivo de la mano de Diego Ortiz, uno de sus principales críticos la pasada legislatura y con el que no comparte posicionamiento en temas como, por ejemplo, el Abono Deportivo.

Y es que Ortiz, al menos en el anterior mandato, defendía la municipalización del servicio, mientras Sánchez apostó por la privatización. De hecho, el hoy alcalde del PSOE se valió de aquel malestar para arrebatar la Alcaldía a Unidas Pinto, y dos años después volverán a compartirla.

El caso es que Rafael Sánchez regresará como segundo Teniente Alcalde, y siendo responsable de Vivienda, Patrimonio, Transparencia, Servicios Tributarios e Inversiones. Es decir, el PSOE cede gran parte de la economía pinteña al exregidor.

También el único concejal de Podemos, Isaac López, ocupará importantes carteras como Educación, Infancia, Formación y Empleo. Y dos ediles más de Unidas Pinto, Carlos Gutiérrez y Valle Martín, se harán cargo de Consumo, Memoria Histórica, Participación y Servicios Sociales.

Esto dignifica que los concejales del PSOE, como Flor Reguilón, Federico Sánchez y Antonia Soguero, pierden poder en favor de la extrema izquierda. Lo que ha llevado al PP a preguntar si “cobrarán lo mismo por trabajar la mitad”, “cuántos costará a los pinteños el nuevo Gobierno”.

Hay que recordar por ejemplo que en Getafe, un pacto similar entre PSOE y Podemos, hará que los vecinos soporten en plena crisis 600.000 euros más de gasto político en lo que queda de legislatura.

“ALCALDE AUSENTE”

Por otro lado, desde el PP denuncian el silencio de Diego Ortiz, al que califican de “alcalde ausente”.

“Dos días después no se ha pronunciado de manera pública ni ha dado explicaciones al cambio de rumbo de su propio Gobierno. Ni un solo comentario en las redes sociales. Ni una mera declaración en prensa. Nada. Ha dejado que sean sus nuevos socios radicales quienes defiendan el Pacto de los sillones“, dicen los populares.