La alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés, compareció el pasado viernes en la ‘Comisión de Residencias’ de  la Asamblea de Madrid, donde se investiga la gestión en estos centros durante la primera ola de la pandemia de coronavirus.

“Cuando comenzó la pandemia, recurrimos a la entidad competente, la Consejería de Sanidad, pero, desgraciadamente, no tuvimos absolutamente ninguna respuesta; ni en los peores momentos de esa terrible situación se atendieron las demandas que estábamos realizando: nos hemos sentido abandonados y completamente ignorados”, dijo de Andrés.

La primera edil de Alcorcón insistió en que “si la Comunidad de Madrid hubiera dedicado tanto esfuerzo y tanto tiempo a medicalizar las residencias como empleó para intentar evitar que se cumpliera ese auto, las cosas hubieran sido muy diferente para los mayores de Alcorcón”, en referencia al pleito que mantuvo con el Gobierno regional y ganó.

La regidora fue más allá y dijo que cada día Los Bomberos de Alcorcón acudían a las residencias a retirar cadáveres. “Lo que me parece gravísimo es que se haya condenado a morir a los residentes no solo de Alcorcón, sino del resto de la Comunidad a morir sin asistencia médica”, apunto.

Por estas declaraciones, el PP local ha pedido su dimisión ya que “faltan a la verdad”. Aluden a una información de Madrid Diario donde se recoge la versión de fuentes del 112 que dicen que “los informes de los funcionarios públicos avalan que los Bomberos de Alcorcón no trasladaron fallecidos de las residencias”.

Desde el PP entienden que Natalia de Andrés ha incurrido en una conducta que pudiera ser tipificada de delito por el artículo 502 del Código Penal. “El que convocado ante una comisión parlamentaria de investigación faltare a la verdad en su testimonio, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o multa de 12 a 24 meses”. Razón por la que “no puede seguir siendo alcaldesa de Alcorcón ni un minuto más”, ha dicho Ana Gómez, portavoz del PP.

POLÉMICA POR LOS ESTUDIOS DE LA ALCALDESA

La comparecencia de Natalia de Andrés empezó con polémica, ya que el diputado del PP, Carlos Izquierdo, preguntó a la alcaldesa por su currículum, cuestión que se ha hecho a todos los comparecientes, según el popular y ella le acusó aireada de de “clasismo”.

“¿Qué ocurre, que si no tengo licenciatura soy menos alcaldesa y tengo menos legitimidad? No tengo ninguna licenciatura pero soy la alcaldesa de Alcorcón”, señaló De Andrés, a la que también preguntaron pro EMGIASA sin que hubiera respuesta, ya que no era el motivo de su comparecencia.