Las protestas contra el Gobierno de España también han llegado a Pinto. Durante esta semana han sido varios los pinteños que han circulado por el municipio, ataviados con banderas de España, cacerolas y en la mayoría de casos, mascarilla. Marchas que, en algunos casos, han acabado frente al Ayuntamiento y sin ningún problema cívico.

Al grito de: “¡No queremos paga, queremos trabajar!”, los manifestantes han expresado su rechazo a la gestión del Ejecutivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante la pandemia de coronavirus.

Afortunadamente, las manifestaciones han transcurrido con total normalidad, sin ningún tipo de problema, ni incidente. Todo lo contrario a lo que ha sucedido en Alcorcón estos días, donde de no ser por la presencial policial, radicales de extrema izquierda estuvieron a punto de provocar el enfrentamiento contra los manifestantes.