El Ayuntamiento de Pinto ha iniciado los trámites para rescindir el contrato con la empresa del cable ski que gestiona el lago del Parque Juan Carlos I.

“Es inaceptable que el lago del principal pulmón de nuestra ciudad esté en el estado de abandono en el que nos lo hemos encontrado”, ha dicho el alcalde, Diego Ortiz, que asegura que “por una cuestión legal, el Ayuntamiento no puede asumir la reparación del lago con el actual contrato en vigor”.

Según Ortiz, el lago presenta una avería grave, tras la maquinaria pesada utilizada en el año 2012, por una empresa de limpieza subcontratada por la empresa del cable ski. Esta maquinaria utilizada ha creado “varias perforaciones en la base, lo que supone una pérdida constante de agua, cuya reposición se estima en 200.000 euros.

En el mes de septiembre de 2019, el Ayuntamiento abrió un expediente sancionador, a la empresa concesionaria del cable ski, “dado el incumplimiento estipulado por contrato del mantenimiento del lago y de la cascada”. Ahora, tras haber hecho varios requerimientos y no haber obtenido respuesta, ha decidido iniciar el trámite de rescisión.

“Si el Consistorio interviene antes de la rescisión del contrato podría tener repercusiones legales con el consecuente impacto económico en las arcas municipales”, ha asegurado finalmente el regidor pinteño.