Milagro en Alcorcón. Agentes de la Policía Local han recuperado de una parada cariorrespiratoria al conductor de un autobús de la línea 520 que, debido a este incidente, había chocado contra una farola de la calle del Petróleo.

“Gracias a las maniobras de reanimación de una enfermera que estaba en el lugar, nuestros agentes que utilizaron el DESA y trabajo de Summa 112, ha conseguido salir de la parada”, han contado desde el Cuerpo policial a través de las redes sociales.

Los hechos ocurrieron a las 17.10 horas del miércoles, cuando tras recibir un aviso de una posible pérdida de consciencia por parte de un conductor de un autobús, los agentes se personaron en el lugar y observaron que el vehículo había colisionado.

En el interior del mismo, los policías encontraron al conductor sentado en su puesto pero “inconsciente, sin respirar y amoratado”. Tras comprobar las constantes vitales y verificar que se hallaba en paro cardíaco, un agente inició las maniobras de reanimación mientras el otro colocaba al paciente los parches del desfibrilador semiautomático DESA.

Así consiguieron reanimarle hasta que llegó un vehículo UVI, cuyos sanitarios continuaron con las labores de estabilización, para posteriormente trasladarlo al hospital 12 de Octubre de Madrid, donde quedó ingresado.