Autovia 5

Los grupos de Ahora Madrid y PSOE han rechazado este miércoles la propuesta de Ciudadanos, enmendada por el PP, para soterrar la A-5 a su paso por la capital con la intención de crear un Madrid Río. Los dos grupos insisten en transformar en vía urbana el acceso a la capital y PP junto a Ciudadanos han criticado el “pufo” y “despropósito” que tal acción supondrá para la ciudad.

El delegado de Desarrollo Urbanos Sostenible en el Ayuntamiento, José Manuel Calvo (Ahora Madrid), ha reiterado el compromiso del Gobierno municipal con el proyecto de convertir la A-5 en vía urbana con aceras, árboles, carriles bici, pasos peatonales en superficie y menos carriles de circulación de coches con baja ocupación. “No vamos a modificar esta propuesta”, ha indicado.

La iniciativa para soterrar la A-5 ha llegado al Pleno de Madrid de la mano del edil de Ciudadanos Sergio Brabezo, quien la ha definido como una “salida digna” para el “despropósito” que supondría la reconversión en vía urbana. Además de pedir la paralización de la instalación de semáforos, buscaban la ampliación del parking disuasorio de Cuatro Vientos, un autobús lanzadera para conectar el aparcamiento con los intermodales, priorizar la alta ocupación mediante vías exprés, y un estudio de gratuidad de la utilización de la R-5 para autobuses, coches de más de dos ocupantes y coches eléctricos.

UN 350% DE RETENCIONES

Según ha indicado el edil del Grupo ‘naranja’, la vía urbana en la A-5 supondría “incrementar en un 350% la circulación en el Paseo de Extremadura”. “Hay un informe del director general de Sostenibilidad, y dijo que estas medidas aumentarían el ruido; los usuarios de Madrid Calle 30 quedarían atrapados y la intensidad del tráfico aumentaría de tal manera que se generaran accidentes”, ha explicado.

Por su parte el concejal del PSOE, Chema Dávila, ha cargado contra Ciudadanos y PP y ha dicho que “se van a poner dos semáforos y hacen un ejercicio apocalíptico en circunstancias que no van a pasar. Pero deben preocuparse de lo que pasa en Madrid, se les tenía que caer la cara de vergüenza, porque es una urgencia sanitaria”, ha reprochado.

Representantes políticos, fundamentalmente del PP, de municipios como Arroyomolinos, Alcorcón, Fuenlabarada y Leganés, ya rechazaron la propuesta del Gobierno de Manuela Carmena de convertir en vía urbana es instalar semáforos en la A-5 para llegar a la capital.