Las plataformas que integran la Federación Local de Asociaciones Vecinales de Leganés (FLAV) van a ofrecer asesoramiento a los leganenses que quieran reclamar el IBI cobrado en 2020, tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). Un caso, eso sí, que se encuentra recurrido en casación por el Ayuntamiento.

Del resultado de este proceso dependerá, pues, si los vecinos pueden reclamar por vía judicial. Y así la FLAV expone que, de ser favorable, se pondrá a disposición “el correspondiente recurso, la explicación del proceso a seguir, información, asesoramiento y ejercicio de representación para cuantos pleitos quepan en derecho”.

Para no tener que llegar a este extremo, la FLAV ha pedido al Gobierno local que devuelva de oficio “el exceso de la subida del IBI de 2020”, puesto que “lo contrario supondría un enriquecimiento injusto por parte del Ayuntamiento”.

Desde el Ejecutivo municipal ya apuntaron en su momento que el fallo del TSJM “solo produce efectos para el recurrente en la liquidación del IBI del ejercicio de 2020, sin que afecte al resto de contribuyentes, que no recurrieron las liquidaciones en el plazo legalmente previsto, deviniendo éstas en firmes y consentidas”.

Y recordaban que “debe tenerse en cuenta que la sentencia no afecta al padrón del ejercicio 2021, que ha sido aprobado conforme a la ordenanza fiscal aprobada por el Pleno”.