Los controles de movilidad puestos en marcha por la Policía Nacional, Guardias Civil y las Policías Locales este jueves, a las entradas y salidas de las diez ciudades de la región con restricciones perimetrales ya se han retirado, en cumplimiento del auto judicial que ha tumbado las limitaciones impuestas por el Ministerio de Sanidad porque: “no contienen una habilitación legal para el establecimiento de medidas limitativas de derechos fundamentales”.

No obstante, la presencia policial reforzadas en las calles se mantiene, para vigilar el cumplimiento de otras medidas no anuladas, como la obligación de llevar mascarilla, número máximo de personas en reuniones y horarios de establecimientos, entre otras.

La Policía Nacional y la Guardia Civil ya tenían planificado un completo dispositivo de movilidad para el puente del Pilar, que comienza mañana viernes. Ahora, están a la espera de lo que decidan el Gobierno regional y nacional tras la convocatoria de urgencia del Grupo Covid-19 anunciada por el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las distintas Policías Locales han practicado desde que entraron en vigor las nuevas restricciones, el viernes a las 10 horas, hasta el día de ayer incluido, un total de 11.785 identificaciones y 5.978 coches parados en los 1.628 controles realizados, según datos proporcionados por la Delegación del Gobierno.