La alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, declarará en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 3 de Getafe el próximo 9 de enero por un presunto delito medioambiental. Concretamente, por los vertidos de aguas residuales sin tratar que se realizan en Perales del Río y que acaban en el río Manzanares. Junto a ella también tendrá que declarar el concejal de Sostenibilidad, Jorge Juan Rodríguez.

Todo ello después de una querella presentada por Impulsa Getafe, que además de los vertidos en Perales del Río, alertó que “la Confederación Hidrográfica del Tajo ha estado multando anualmente, de forma sistemática y por esta razón al Ayuntamiento de Getafe con cantidades que superan ya los 45.000 euros al año”.

El portavoz del partido local, Roberto Benítez -exasesor del exalcalde de Getafe, Pedro Castro, e impulsor de la querella contra ediles del PP por el ‘caso Teatro’- ha denunciado que el Pleno de la Corporación sabía de estos hechos y que “ningún partido político de Getafe se ha preocupado lo más mínimo por la desastrosa situación en la que se producen esos vertidos”.

PETICIÓN DE DIMISIÓN

Tras conocerse la noticia que ha adelantado ABC, el presidente del PP de Getafe, Rubén Maireles, ha pedido a Sara Hernández que dimita “por dignidad” y por “responsabilidad” ya que “es insoportable que la ciudad se asocie a prácticas presuntamente delictivas cometidas por ella”.

En este sentido, Maireles Pide a la alcaldesa de Getafe “que se aplique lo mismo que exige a los demás”, y reitera que “no nos merecemos que la alcaldesa, imputada por la Justicia, arrastre por el barro el buen nombre de nuestra ciudad”.