Conductores del servicio de grúa municipal “en pie de guerra” contra el Ayuntamiento de Fuenlabrada. Así de contundente se muestra el sindicato CGT contra el Gobierno de Javier Ayala, después de alertar que seis trabajadores pueden quedarse sin su empleo  por la “falta de previsión del Ayuntamiento”. Y es que el servicio de la grúa municipal finaliza este 31 de octubre de 2018 “y el Ayuntamiento no ha publicado el pliego para adjudicar el servicio a una nueva empresa”.

Desde el sindicato denuncian que AUSSA, la empresa que lleva cuatro años prestando el servicio en Fuenlabrada, avisó al Ayuntamiento este pasado mes de julio que el 31 de octubre de 2018 acababa el contrato y que no iba a continuar más tiempo con el servicio. De modo que el Consistorio sabía que seis trabajadores podían quedarse sin su empleo y a pesar de ello no sacó un nuevo pliego, poniendo en peligro los trabajos de estas personas, según CGT.

Eso sí, el sindicato apunta que el Ejecutivo municipal tiene previsto sacar un pliego a finales finales del primer trimestre de 2019. Pero durante este tiempo “el servició de grúa municipal en Fuenlabrada lo prestará otra empresa -grúas Amador- bajo un contrato privado con el Consistorio, con vehículos que no son del Ayuntamiento y con unos gruistas que se encuentran en la calle porque la empresa entrante no los quiere subrogar, ya que al no haber pliego dice que no tiene obligación”, apunta una fuente del sindicato a este periódico.

Desde CGT insisten en que se encuentran en “el limbo”, puesto que “la empresa saliente dice que la empresa que pase a prestar el servicio de grúa municipal tiene obligación de subrogar y la empresa entrante dice lo contrario”. Por eso el sindicato denuncia que “los seis trabajadores de la grúa municipal son los únicos perjudicados quedándose en tierra de nadie sin su puesto de trabajo y sin saber si tienen derecho a cobrar el paro, todo esto por algo que nada tiene que ver con ellos”.

REUNIÓN CON EL ALCALDE

Un delegado sindical de CGT ha adelantado a Al Cabo de la Calle que el próximo martes, 6 de noviembre, hay prevista una reunión con el alcalde Javier Ayala, al que ha afeado que “haya dado la espalda” a los trabajadores. Quien sí se ha interesado, según el representante sindical, ha sido Ganar Fuenlabrada, al que ha agradecido el apoyo a los gruistas que, insiste, solo quieren “continuar con su puesto de trabajo desarrollándolo como en estos 4 años atrás”.