Los trabajadores municipales de Leganés inician desde este jueves un nuevo periodo de movlizaciones “ante los graves problemas estructurales que atraviesa este ayuntamiento y que están lejos de solucionarse”.

Desde el Comité Unitario recuerdan que hace ya más de un año desde que el proceso de movilizaciones llevado a cabo por la plantilla tuvo que interrumpirse a raíz de la pandemia. “Entendiendo que con el fin de este segundo estado de alarma, las condiciones vuelven a ser propicias, desde el Comité Unitario entendemos que es el momento de comenzar a llevar a cabo un nuevo proceso de movilizaciones que nos permitan dar visibilidad y ejercer presión respecto a todos los problemas”, exponen.

Y esos conflictos, a su juicio, versan sobre el desarrollo de las ofertas públicas de empleo, la cobertura de vacantes, así como los procesos de adecuación de categorías. También el cumplimiento del convenio colectivo y acuerdo regulador en materias como las jubilaciones parciales o el cumplimiento y desarrollo de la ley de coordinación de la policía local.

Además denuncian “la incapacidad de este equipo de Gobierno para gestionar el día a día de una plantilla que continúa desangrándose y perdiendo terreno respecto a las empresas privadas y a la gestión indirecta”.

Las movilizaciones arrancan esta misma tarde, con el inicio del Pleno ordinario. “Además a partir de la semana que viene retomaremos los miércoles reivindicativo”, ha resaltado los representantes de los trabajadores.