En la mañana de este jueves, trabajadores municipales del Ayuntamiento de Leganés se han encerrado en la Biblioteca Central como medida de protesta “por la situación que vivimos día a día”.

Lo hacen en la Biblioteca Central, según ha informado la sección sindical de UGT Leganés, porque es el sitio donde “la semana pasada el concejal Francisco Javier Marquez nos impidió la entrada, vulnerando de esta forma la ley de libertad sindical”.

Se trata de una acción previa a los paros parciales que la semana que viene protagonizarán los empleados públicos de la ciudad en todos los servicios. “Es muy importante que todos participemos activamente en todas las acciones reivindicativas que estamos emprendiendo”, han dicho finalmente desde el sindicato.