Hace aproximadamente diez días, Ecologistas en Acción del Suroeste denunció la existencia de un vertedero ilegal en el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama. Un espacio protegido que discurre por Móstoles, Arroyomolinos o Navalcarnero.

Especialmente preocupante era en el término municipal de Arroyomolinos, donde había desde neumáticos y enseres de cocina abandonados, hasta un coche calcinado a escasos metros de la orilla del río.

Tras estas quejas, la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid ha procedido este jueves a limpiar dicha zona después de recibir la autorización de la Confederación Hidrográfica del Tajo, que es quien ostenta la competencia.

Desde el Ayuntamiento de Arroyomolinos han recordado que el pasado mes de agosto se dirigió un escrito a la Confederación Hidrográfica del Tajo advirtiendo de esta situación y pidiendo que se tomaran las medidas. “Y hasta ahora no se han autorizado los trabajos de limpieza y retirada de residuos·, han señalado fuentes municipales.