La tarde de este jueves resultó especialmente complicada para el alcalde de Leganés, Santiago Llorente, y su equipo de Gobierno, que tuvieron que enfrentarse a un auténtico ‘bombardeo’ de críticas por parte de la oposición a lo largo del Pleno municipal por la falta de resolución de los principales problemas que afectan a la ciudad.

Pero es que además, a las puertas del Ayuntamiento se llevaron a cabo varias concentraciones de protesta por parte de trabajadores municipales y diversos colectivos que protestaron contra las políticas que viene desarrollando el Ejecutivo liderado por Llorente.

Entre los colectivos presentes destacó la presencia de representantes de las Escuelas Infantiles y Casas de Niños, además de la Escuela-Conservatorio de Música, que protestaron contra el cierre de aulas en los centros educativos públicos y la falta de profesores, lo que provoca el deterioro del servicio prestado y amenaza incluso la continuidad de varios centros.

También destacó la presencia de numerosos componentes de la Policía Local de Leganés, que volvieron a concentrarse para protestar entre otras cosas, por las deficientes instalaciones en las que desarrollan parte de su trabajo, la falta de efectivos para cubrir los servicios con garantías o el impago de los emolumentos que les corresponden.

Desde el sindicato UPM decían haber vuelto a demostrar a Santiago Llorente “que la Policía Local está totalmente comprometida con la seguridad ciudadana y con los vecinos de Leganés. No vamos a parar”, aseguraron, “hasta que se atiendan las justas reivindicaciones de nuestro colectivo”.

Por su parte, CPPM destacaba que “una vez más, la plantilla de la Policía Local se ha unido para denunciar el abandono y la falta de compromiso de Santiago Llorente”, al que instaron a “sentarse a negociar de una vez”.

Desde el punto de vista político, por otro lado, salió adelante la moción de Podemos Leganés, de auditar los servicios públicos que se prestan en la ciudad.