bus nocturno

Reivindicación histórica cumplida. La Comunidad de Madrid ha decidido trasladar a Atocha las cabeceras de las tres líneas de autobuses nocturnos, conocidos como búhos, que conectan Leganés y Fuenlabrada con Madrid y que hasta ahora estaban ubicadas en Aluche. Así se lo ha comunicado este viernes el gerente del Consorcio Regional de Transportes, Alfonso Sánchez, a los alcaldes de Leganés y Fuenlabrada durante una reunión en la que ambos regidores han podido conocer y aprobar los detalles de esta actuación.

Según el Gobierno regional, el traslado de las cabeceras de estos ‘búhos’ a Atocha, que implica la reordenación de parte de los itinerarios de las tres líneas afectadas N802 Madrid (Aluche)-Leganés, N803 Madrid (Aluche)-Fuenlabrada (Bº Naranjo) y N804 Madrid (Aluche)-Leganés (Arroyo Culebro), responde a las “demandas” planteadas ante el Consorcio por los usuarios del servicio. Una reclamación histórica de los vecinos de ambas ciudades.

A PARTIR DE VERANO

En un primer momento se planteó la posibilidad de reubicar estas cabeceras tanto en los alrededores de Príncipe Pío (Glorieta de San Vicente) como en Atocha. Ambas alternativas fueron trasladadas por el Consorcio al Ayuntamiento de Madrid, que se ha mostrado favorable a cambiar las cabeceras a cualquiera de estos dos puntos.

Esta modificación, que entrará en vigor antes del verano, servirá también para atender a distintos desarrollos urbanos que hasta ahora carecían de servicio nocturno de autobuses, como los barrios de Poza del Agua y Vereda de los Estudiantes (ambos en Leganés) y a los barrios de la Fuente y del Arroyo en Fuenlabrada.

Así, desde el Ayuntamiento de Fuenlabrada dicen en los próximos meses entrarán en funcionamiento dos líneas nocturnas que unirán Fuenlabrada con Atocha. Las nuevas líneas aumentarán su frecuencia durante los fines de semana y darán mayor servicio a la ciudad puesto que contarán con más paradas en los diferentes barrios.