El sindicato Unión de Policías Municipales han presentado este lunes una querella contra la edil de Ahora Madrid Rommy Arce, el cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, y el portavoz del Sindicato de Manteros, Malick Gueye, entre otros, a los que acusa de un delito de incitación al odio contra este colectivo. La querella podría ampliarse a más personas.

Todo a raíz de las declaraciones vertidas por estas personas tras los incidentes del pasado jueves en Lavapiés después de la muerte del ciudadano senegalés Mame Mbaye, por una parada cardiorrespiratoria. Para el sindicato, se han hecho “graves acusaciones” contra el colectivo de policía municipal tras lo sucedido.

A su llegada a las dependencias judiciales, el asesor jurídico del sindicato ha criticado el odio que se vierte contra la Policía Municipal desde “ciertos partidos políticos”. “Queremos decir basta ya a ese odio”, ha remarcado el abogado Antonio Suárez, quien ha subrayado que la querella es una muestra de que “el colectivo está desbordado” y que “no va a consentir nunca más este tipo de comportamientos”.

Así ha detallado que han ido viendo “una sucesión de hechos bastantes significativos desde ciertos grupos” como concejales de Ahora Madrid, miembros de Podemos y otros líderes políticos, a quienes ha atribuido “una serie de aseveraciones en redes sociales culpabilizando a la Policía como causantes últimos de la muerte del inmigrante senegalés”.

Este fin de semana, la propia Rommy Arce señalaba que la concentración del pasado viernes en Lavapiés “clamando justicia” por la muerte del mantero había sido una “lección de democracia” y pedía el fin de las “persecuciones policiales” en los barrios a migrantes.