ACB Photo/A. Pacheco

El Urbas Fuenlabrada vuelve este sábado a la competición tras el aplazamiento de su compromiso del pasado fin de semana ante Morabanc Andorra. Lo hará visitando a las 18.00 horas al Casademont Zaragoza, con el que comparte balance (5 victorias y 12 derrotas), por lo que el partido se presenta a priori tremendamente equilibrado.

Javi Juárez no podrá contar con los lesionados Ehigiator y Sander Vene, mientras que el concurso de Chema González es duda, pero sí tendrá a su disposición a los tres últimos refuerzos (Sharma, Novak y Cheatham), sobre los que el técnico explicaba en la web del club que “su aclimatación está siendo muy buena, sobre todo porque han venido con bastante ilusión, son jugadores jóvenes con muchas ganas de venir al Urbas Fuenlabrada, algo que para nosotros era fundamental. Están deseando debutar y ayudar al equipo cuanto antes y eso es buenísimo para todos”.

“Tenemos muchas ganas de que llegue el partido tras el parón de la semana pasada por el covid y la nieve”, admitía Juárez en alusión al compromiso de este sábado porque “en esta situación de prevención, con tan pocas actividades posibles de hacer fuera de la cancha, cada vez que llega un partido es un nuevo reto, una nueva ilusión y estamos deseando que llegue”.

“Hay que controlar su talento en el tiro exterior; es un rival que corre muchísimo, que usa posesiones muy cortas y que en mcuhos partidos se va por encima de noventa puntos”

Les espera el Casademont Zaragoza, del que opinaba que “es un equipazo. Ya tuvimos la oportunidad de comprobarlo en el partido de casa, donde fue dificilísimo conseguir la victoria. Ahora con los cambios que han tenido, con más tiempo trabajando con el nuevo entrenador, es un equipo temible”, por lo que advertía que el partido “será muy difícil, pero realmente nosotros nos queremos centrar en estar más compactos y, si los tres jugadores nuevos están para ayudar, tener el ritmo suficiente de partido que se necesita para aguantar a un equipo que juega a una anotación muy alta”.

De ahí que a la hora de hora exponer las claves de cara al duelo de este sábado sostuviera que “hay que controlar su talento en el tiro exterior, controlar a jugadores que están muy en forma, es un rival que corre muchísimo, que usa posesiones muy cortas y que en muchos partidos se va por encima de noventa puntos. Así que tendremos que estar muy concentrados en defensa”, precisaba Juárez, “con un sacrificio importante en el balance defensivo, intentando cometer las menos pérdidas posibles para no permitirles jugar a campo abierto. A partir de ahí, nosotros hemos de desarrollar nuestro juego y tener acierto en el tiro exterior para hacerles sufrir en su defensa”.