Imagen del Coliseum en un partido

El 2-2 de la ida de este miércoles en El Alcoraz dejó la resolución del playoff de ascenso entre el Getafe y el Huesca para el duelo de vuelta, que tendrá lugar este sábado a partir de las 21.00 horas en el Coliseum y para el que se espera un lleno hasta la bandera teniendo en cuenta lo mucho que hay en juego.

Tal es así que el equipo azulón ha aprovechado la comparecencia previa este viernes de Papa Bordalás para hacer un llamamiento a sus seguidores. “Pido en nombre de todos”, ha subrayado el técnico alicantino, “que pese al calor la afición esté con nosotros y nos arrope desde el calentamiento. Los Necesitamos. La afición tiene que ser el jugador número 12” ha recalcado.

Y es que Bordalás prevé un partido tremendamente exigente y cualquier detalle puede resultar crucial para decantar la eliminatoria de un lado u otro. “El Huesca nos va a exigir al máximo”, ha pronosticado. “En un playoff da igual de donde vengas ni tu historia. Tienes un día tonto y te quedas fuera”, ha comentado antes de insistir en que “el partido será muy complicado, pero con la ayuda de nuestra afición todo será más fácil”.

Lo que sí ha dejado claro el máximo responsable del banquillo getafense es que su equipo “está tremendamente animado y con confianza”. En principio podrá contar de nuevo con todos sus efectivos, incluido Portillo, al que este viernes Competición retiraba la cartulina amarilla que vio en Huesca y que le hubiera impedido ser de la partida este sábado.

El factor ambiental está asegurado en el Coliseum, ya que a primera hora de este viernes quedaban poco más de un millar de entradas por vender. El Huesca también contará con una nutrida representación en Getafe teniendo en cuenta que ha agotado las 700 localidades de que disponía.