Un total de 195 personas han solicitado paradas a demanda en autobuses nocturnos, dentro del proyecto piloto impulsado por la Comunidad de Madrid, en los municipios de Pinto, Valdemoro, Leganés, Fuenlabrada, Parla y Las Rozas desde su puesta en marcha, el 27 de enero, y hasta el 29 de febrero.

De estos, 187 son mujeres adultas, 7 mujeres menores y un chico menor, según ha desgranado el consejero de Transportes, Ángel Garrido, en el Pleno de la Asamblea de Madrid.

Garrido ha señalado que no ha habido ninguna incidencia y que este proyecto piloto se ha desarrollado hasta la fecha “con total normalidad”. Además, ha defendido que cuenta con una “buena” valoraciones de los ayuntamientos participantes. De hecho, ha desgranado que Alcalá de Henares, Móstoles, Alcorcón o Torrejón ya han pedido sumarse.

“Está teniendo una muy buena acogida y en función de los resultados que sigamos obteniendo es nuestra intención extender este sistema al resto de líneas nocturnas de autobús”, ha avanzado.

DÍAS Y LÍNEAS

Las noches en las que han registrado más solicitudes han sido la del viernes 28 de febrero (con 14 personas) y las del miércoles 12 y el domingo 23 de febrero (13 personas en cada caso).

Por líneas de autobuses, la que está registrando una mayor demanda es la N-806, que une Madrid y Parla, donde ya han utilizado las paradas a demanda 120 personas; y la N-803, entre Madrid y Fuenlabrada (barrio del Naranjo), con 40 peticiones.

Les siguen la N-802, entre Madrid y Leganés (Vereda de Los Estudiantes), que suma 19 solicitudes; y la N-401, que une Madrid, Pinto y Valdemoro, con nueve peticiones.

De momento, donde menos personas han hecho uso de las paradas a demanda ha sido en las líneas nocturnas N-903, entre Madrid y Las Rozas-Monte Rozas, donde se han contabilizado cuatro peticiones; y en la N-804, entre Madrid y Fuenlabrada, con tres solicitudes.