El Ayuntamiento de Alcorcón ha celebrado una sesión urgente y extraordinaria de la Junta de Gobierno para aprobar la adjudicación del mantenimiento de instalaciones térmicas municipales.

Todo ello después de que desde la sección sindical de Comisiones Obreras en el Ayuntamiento denunciará por redes sociales las elevadas temperaturas, de hasta 30 grados, bajo las que trabajan empleados municipales.

“Se está poniendo en riesgo la salud de trabajadoras y trabajadores por estrés térmico. Sin convocar comité extraordinario de Seguridad y Salud y sin tomar medidas preventivas”, decía el sindicato.