El Ayuntamiento de Alcorcón bonificará en un 95% el ICIO a las comunidades de vecinos que cambien sus calderas de gasóleo por otras de gas natural o combustibles más limpios. Esta medida supondrá un ahorro y una mejora de la eficiencia energética que ayudará a aumentar la calidad del aire de la ciudad.

“Con medidas como estas, junto con la plantación de miles de árboles y la definición del Alcorcón del futuro que se plasmará en la revisión del Plan General de Ordenación Urbana, con nuevos espacios verdes y una planificación urbanística más ordenada y adaptada a las necesidades de crecimiento futuro, hacemos una ciudad adaptada a las nuevas necesidades, más saludable, verde y sostenible”, ha dicho el alcalde, David Pérez.

Y así, el objetivo de esta iniciativa es potenciar la sustitución de calderas de gasóleo con mayores emisiones de gases contaminantes efectuadas dentro del casco urbano, y sustituirlas por otras calderas de gas natural, que presentan mayor eficiencia y menores emisiones contaminantes.