La empresa municipal de limpieza de Alcorcón, ESMASA, ha presentado un plan de choque que contempla la limpieza en el punto limpio de Polvoranca, además de la selección, formación y adiestramiento del personal conforme a la ley.

En dicho plan se prevé incorporar dos puntos limpios móviles, cuya adjudicación se espera hacer antes de fin de año, que acercarán el servicio de recogida a los barrios. Además se abrirá el de Polvoranca al público antes de marzo de 2020, como estipula la ley, y se convertirá el de la Calle Químicas en un centro logístico.

El PP de Alcorcón alertó recientemente que el punto limpio de la calle Polvoranca se encontraba cerrado, acusando a la dirección de ESMASA de “postureo”. Ésta por su parte manifestaba su “sorpresa” señalando que cuando llegaron al Gobierno en junio de este año hallaron el punto “plagado de colchones, con contenedores deteriorados y que no cumplían las condiciones que exige la ley para ser abiertos”.

Advierten, desde la Dirección, que estas reformas son prioritarias, porque una apertura sin cumplir las normativas básicas podría acarrear importantes sanciones económicas. Desde la empresa subrayan que quieren hacer las cosas bien, pues según la normativa los puntos limpios deben estar adaptados antes del 31 de marzo de 2020 para evitar estas sanciones.