El Ayuntamiento de Alcorcón ha anunciado que solicitará la instalación de medidores de contaminación en el límite de la A-5 con el término municipal de Madrid. El objetivo de esta petición es verificar si los atascos que van a producirse por la instalación de semáforos prevista para enero de 2019 en dicha vía tiene un efecto directo sobre el incremento de polución en la zona. En caso afirmativo, el Ayuntamiento estudia presentar una querella contra el consistorio que dirige Manuela Carmena.

Desde el Consistorio alfarero recuerdan que el propio Gobierno de Carmena reconoce que la instalación de semáforos provocará un aumento del 350% en los atascos en la A-5 y, en consecuencia, el Ayuntamiento de Alcorcón cree que se producirá un aumento de las emisiones contaminantes derivadas de dichos atascos.

“Las medidas que está adoptando el Ayuntamiento de Madrid, no sólo suponen una barrera para un millón de habitantes de las ciudades del Sur de la Comunidad que utilizan a diario la A5 para desplazarse a la capital, sino que van a incidir directamente en la salud de los vecinos de Madrid que viven en los barrios aledaños a la A5, como Batán, Campamento o Cuatro Vientos, que van a registrar un incremento de la contaminación provocada por los atascos”, ha dicho el alcalde, David Pérez.

PLAN ANTICONTAMINACIÓN

Por otro lado y recientemente, desde Ganar Alcorcón pidieron al Gobierno de David Pérez la elaboración de un plan destinado al cumplimiento y mejora de los objetivos de calidad del aire, “una vez que ha quedado obsoleto el Plan Local de Mejora de la Calidad del Aire 2013-2016″.

Y, por otro lado, la formación morada considera que se debería aprobar un Protocolo de Actuación Local frente a episodios de contaminación atmosférica, dando así cumplimiento a la normativa de la Comunidad de Madrid, que exige a las grandes ciudades de la región a elaborar sus propios planes anticontaminación.

ENCUESTA