camiones esmasa alcorcon

El conflicto político entre Gobierno local y oposición por las basuras en Alcorcón parece no tener fin. En los últimos días, el cruce de acusaciones entre ambos bandos se ha recrudecido hasta tal punto que, por ejemplo desde el PSOE local acusaban al Ejecutivo de David Pérez de llevar a cabo un “lavado de cara superficial y selectivo” por el paso de la última etapa de La Vuelta Ciclista a España, donde algunos vecinos mostraron pancartas reivindicativas en algún tramo de la etapa.

“El hecho de que el Gobierno haya decidido de forma apresurada y urgente acometer esta limpieza demuestra que, si antes no lo ha efectuado, es porque no tienen ningún interés en que los ciudadanos cuenten con una óptima calidad y estado de mantenimiento de la ciudad”, decía la concejala socialista, Balbina Fernández, que acusaba finalmente al regidor alfarero de “ocultar bajo la alfombra” su “incompetencia” en la gestión de la limpieza de la ciudad.

El PSOE ha acusado a Pérez de “lavado de cara superficial” por el paso de la Vuelta por Alcorcón

También Ganar Alcorcón alertaba durante estos días de que el Ayuntamiento se había visto obligado a cerrar permanentemente el punto limpio ubicado en la calle Polvoranca y a cerrar puntualmente el ubicado en la calle Químicas, hechos desmentidos por fuentes municipales consultadas por Al Cabo de la Calle. Además, la formación de Jesús Santos mostraba su intención de pedir un Pleno extraordinario monográfico para abordar el problema de las basuras que tanto preocupa a la ciudadanía.

Al paso de estas críticas ha salido el propio alcalde de la ciudad, David Pérez. En declaraciones a este periódico, Pérez ha manifestado que “la oposición cifra sus expectativas electorales en que la ciudad esté sucia”. El alcalde cree que “al ver que las cifras de empleo no paran de mejorar, que hemos saneado la ruina dejada por el PSOE, que mejora la seguridad y no paran de llegar inversiones, lo único que les queda a los concejales de Ganar Alcorcón, Ciudadanos y PSOE es conseguir que la ciudad esté sucia”.

“La oposición cifra sus expectativas electorales en que la ciudad esté sucia”, dice David Pérez

El primer edil de la ciudad recuerda como la oposición “bloqueó la compra de camiones en ESMASA que propuso mi Gobierno”. Así sostiene que “cuando intentamos comprar camiones, que tienen más de veinte años y tienen el consiguiente deterioro, habiendo logrado ahorrar el dinero para ello, votan en contra para impedirlo”. Eso sí, reconoce que en última instancia Ganar Alcorcón desbloqueó la situación “al ver la vergüenza de su postura inicial”.

En este sentido, David Pérez avanza que “ya está en marcha el proceso administrativo para adquirir los camiones de limpieza. Intentaremos que sea en el menor tiempo posible, pero dentro de lo que marca la ley”. De esta manera, el regidor alfarero enfatiza en que “queremos una ciudad mucho más limpia, muy a pesar de la oposición”, y vuelve a reiterar que “ el interés de la oposición es que la ciudad esté sucia y trabajan para ello”. Aunque reconoce que “es normal que el vecino se enfade con el Ayuntamiento, del que el responsable último es mi Gobierno, pero sí digo que cuando vean montones de basura en la calle es porque hay una estrategia política de la oposición para erosionar a mi Gobierno y tener más opciones electorales”.

En este punto, Pérez carga contra Ciudadanos, partido que permitió su investidura en 2015 y a quien acusa de ser “desleal” en la gestión del municipio. “Los señores de Ciudadanos en Alcorcón jamás arriman el hombro. Bloquean que esta ciudad no puedan tener unos presupuestos. Abusan de que el PP no está en mayoría para perjudicar a mi Gobierno y creen que cuanto peor, mejor para ellos”, sostiene el primer edil.

HERENCIA SOCIALISTA

David Pérez ha enfatizado en que el tema de las basuras es “el caballo de la batalla de la oposición desde que llegamos a la Alcaldía en 2011. Primero fue la huelga declarada abusiva por la Justicia, y nuevamente en esta legislatura siguen con esa estrategia de confiar en la suciedad de la ciudad sus expectativas electorales”.

Así el alcalde recuerda que “cuando gobernaba el PSOE, dejaron ESMASA con doce millones de deuda que ya hemos saneado. No pagaban ni las cuotas obreras con el silencio sindical, donde uno de los líderes era el señor Santos. Pero en aquel momento se blindaron los contratos de 400 empleados antes de la campaña electoral”, reiterando finalmente que en la actualidad “se pagan puntualmente sus nóminas, muy superiores a las de otros empleados del sector”.

ENCUESTA