El 4,57% de los vecinos de Arroyomolinos que, de manera voluntaria, se sometieron al estudio de seroprevalencia puesto en marcha por el Ayuntamiento, el pasado mes de septiembre, han desarrollado anticuerpos frente al Covid-19.

Es la principal conclusión que se extrae de este estudio del que ha dado cuenta este miércoles el Consistorio y para el que estaban convocados los 33.433 vecinos empadronados en Arroyomolinos. En cambio han sido 19.079 los que han participado en esta prueba, que se desarrolló entre el 5 y el 14 de septiembre.

Este número de participantes corresponde al 57,05% del total de habitantes censados. El 52% han sido mujeres y el 48% restante, hombres.

De esta manera, Arroyomolinos se sitúa por debajo de la media nacional en tasa de prevalencia, que está en un 5,2%, y también en una cifra inferior a la registrada en el conjunto de la Comunidad de Madrid, que se encuentra en un 11,4%.

Por tramos de edad, se concluye en el estudio que la prevalencia se incrementa en el tramo de edad a partir de los 40 años, con un 4,40% ciento, pero especialmente en los mayores de 60 años, donde este porcentaje sube hasta el 7,72%.

Ahora bien, de los 272 vecinos que han dado positivo en el Test Elisa con el IgM positivo o indeterminada, se ha hecho la prueba PCR a 255, obteniéndose tan solo tres casos positivos, que de inmediato fueron puestos en cuarentena y comunicados a Salud Pública para realizar el rastreo y el seguimiento.

Gracias a la rapidez con que se comunicaban los resultados a los vecinos y al Ayuntamiento, entre 24 y 48 horas, ha permitido a los arroyomolinenses conocer su situación epidemiológica, aislar a los que tenían el virus y al Ayuntamiento tomar decisiones para hacer frente a la pandemia en tiempo real.

“Es la prueba de que este tipo de estudios, junto con los test masivos que está realizando la Comunidad de Madrid en los municipios y áreas sanitarias más afectadas, es la manera más eficaz para detectar a los asintomáticos y evitar la propagación del virus”, ha dicho la alcaldesa de Arroyomolinos, Ana Millán, que no obstante ha hecho un llamamiento a “no bajar la guardia”.