huelga autobuses fuenlabrada

El Comité de la Empresa Municipal de Transportes de Fuenlabrada (EMTF) ha anunciado que realizará paros parciales a partir del 4 de abril de abril. Estos serían los lunes y jueves de 7.00 a 9.00 de la mañana y de 18.00 a 20.00 horas.

Los sindicatos justifican la protesta debido a “las circunstancias insostenibles del precario servicio prestado”. Algo que a su juicio sufren “tanto los usuarios como los trabajadores de la empresa pública”.

Los paros serían los lunes y jueves de 7.00 a 9.00 de la mañana y de 18.00 a 20.00 horas.

En este sentido, los sindicatos dicen que existe una “mala regulación del servicio” que provoca “largas esperas en la parada”. Así, hay “horarios desactualizados desde hace más de 10 años y líneas obsoletas por el aumento de tráfico en hora punta”. Algo que se debería a “la creación de nuevos barrios que hace que algunas líneas sean eternas”.

SIN ASEOS

Por otro lado, desde el Comité de Empresa de la EMTF dicen que los conductores no tienen “los descansos obligatorios dentro de jornada continua. Además, “por la falta de aseos en cabeceras de línea y ante las necesidades fisiológicas urgentes, se recurre a bares con gastos económicos innecesarios”.

A ello se suma la “falta de reconocimiento profesional y de salario con respecto a las empresas del sector del transporte, dentro y fuera del Ayuntamiento”. Lo que habría provocado una “fuga de profesionales a otras empresas”.

ESTRÉS

Otra de las alertas lanzadas por los sindicatos es que los conductores de autobuses sufren el estrés de ser “los receptores de las quejas diarias de los usuarios”. Entienden que son “muy razonables” y han dado parte a la Dirección que, sin embargo, “no tienen trascendencia”.

Además redundan en que las largas esperas en las paradas generan “situaciones de crispación descontrolada” en los usuarios que, según los representantes de los trabajadores, “ponen en riesgo la integridad del conductor”. Lo que ha hecho que aumenten las bajas psicológicas.

Expuestas sus quejas, recuerdan que “existe un borrador de acuerdo encima de la mesa” que esperan “sea mejorado razonablemente por el Ayuntamiento de Fuenlabrada”. Pero “de no encontrar una respuesta eficaz e inmediata se contemplan estos paros por el bien del usuario y del servicio”.

COMPROMISO DE NEGOCIAR EN SEPTIEMBRE

Tras el anuncio del Comité de Empresa, fuentes del Ayuntamiento de Fuenlabrada recuerda que estos paros “coinciden con las campañas electorales de las generales y las municipales”. Y que los trabajadores los “hacen pese a que había abierta una línea de negociación con los representantes de la plantilla y se habían alcanzado acuerdos básicos dirigidos a la mejora de las condiciones laborales y salariales de los empleados y empleadas”.

“El alcalde no está dispuesto a aceptar que, en un momento preelectoral y cuando está en marcha un proceso de diálogo, se trate de marcar las prioridades de la ciudad”, dicen fuentes municipales

Así, las mismas fuentes municipales dicen que “en concreto, existían acuerdos en cuestiones como la instalación de baños, la mejora de las jornadas o la reestructuración de las líneas a partir de un estudio de las necesidades del servicio”.

En este sentido, dejan claro que “el alcalde y el Gobierno municipal han apostado siempre y garantizan tanto el mantenimiento de la empresa pública como la calidad el empleo”. Y “en esa línea, el propio Javier Ayala se ha comprometido a abrir en septiembre la negociación para el nuevo convenio colectivo, que es el momento que corresponde para abrir el diálogo entre la empresa pública y los sindicatos”.

Por último, fuentes municipales sentencian que “el alcalde no está dispuesto a aceptar que, en un momento preelectoral y cuando está en marcha un proceso de diálogo, se trate de marcar las prioridades de la ciudad”.