Foto cedida por un viajero en Zarzaquemada

La C-5 vuelve a sumirse en el caos. A primera hora de la tarde de este pasado miércoles, 6 de febrero, un tren de larga distancia con salida de la estación de Leganés, provocó que los vehículos dirección Fuenlabrada/Humanes sufrieran demoras, según informaba Cercanías Madrid.

Retrasos que se han agravado a primera hora de este jueves por una avería en las instalaciones entre Méndez Álvaro y Doce de Octubre. Lo que ha provocado que trenes con dirección Fuenlabrada/Humanes tuvieran que desviarse, sin efectuar parada entre Atocha y Villaverde Alto. De esta manera, los viajeros con esos destinos se han visto obligados a realizar transbordo en Villaverde Alto para coger trenes con dirección Móstoles.

Como consecuencia de esta nueva avería, los usuarios han denunciado que los trenes pasaban con 30 minutos de retraso por estaciones como la de Zarzaquemada, donde literalmente “íbamos como sardinas en lata”.

La incidencia ha tenido lugar en torno a las 7.00 horas, en plena hora punta, y no ha sido subsanada hasta tres horas después. De hecho Cercanías Madrid informa que los trenes de la C-5 irán recuperando su frecuencia habitual a lo largo del día.

Esta nueva avería en la C-5 de Cercanías se suma a las dos de larga intensidad que ocurrieron en enero de este mismo año. Lo que pone en evidencia la necesidad de que el Ministerio de Fomento, que dirige el socialista José Luis Ábalos, se tome en serio el mantenimiento de este servicio.