La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, ha estado en Alcorcón este domingo, 25 de abril, en un acto de campaña junto al consejero de Vivienda y Transportes, David Pérez, y la portavoz de los populares, Ana Gómez.

En su intervención, Ayuso ha defendido que el proyecto que defiende es “alegre, habla en positivo y une”, frente a la “hipocresía” y la “traición” de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. “Su proyecto está acabado. Es una farsa. Los madrileños tenemos una oportunidad el 4 de mayo para decirles: hasta aquí hemos llegado”, y añadido que “Madrid va a frenar su plan”.

Según Ayuso, tanto Sánchez como Iglesias “llegan al poder de manera amable para luego romperlo todo, y no lo vamos a permitir”. Así ha hecho un llamamiento a construir un Gobierno de centro derecha “donde quepamos todos”, apelando a los socialistas “que aman a España y no quieren a Sánchez”. Una alusión a históricos del PSOE, como Nicolás Redondo Terreros o Joaquín Leguina, que han manifestado públicamente su apoyo a la dirigente madrileña.

“Para oponerse a Sánchez no hace falta ser de derechas, sino tener sentido común”

En este sentido, Ayuso ha insistido en que “para oponerse a Sánchez no hace falta ser de derechas, sino tener sentido común”, denunciando la “hipocresía de la izquierda”, que a su juicio “quiere acabar con la educación concertada pero llevan a sus hijos a estos colegios”.

También ha alertado que “defienden o dicen defender la Sanidad pública, pero sabotean uno de los mejores hospitales que tenemos, como es el Enfermera Isabel Zendal”. O por último, “cierran la Comunidad de Madrid a su antojo, pero luego se van de puente”.

Así Ayuso ha sentenciado que “tenemos pocos días y las cosas no están hechas. Van a querer que hablemos de lo que no pasa, y no hablemos de la realidad. Quieren cambiar nuestro modelo de vida y llevarnos a su plan de miseria, división y pobreza. No lo permitamos, Madrid”.