La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha augurado el cierre de empresas así como despidos masivos debido a la prohibición del Gobierno central a las empresas de ejecutar despidos por fuerza mayor.

Las empresas no podrán despedir por causa de fuerza mayor ni por causas económicas, organizativas, técnicas y de producción que se deriven de la crisis sanitaria a partir de este sábado, 28 de marzo, y mientras esté vigente el Estado de Alarma en España, incluidas sus posibles prórrogas

Díaz Ayuso ha criticado que esta medida se haya llevado a cabo “sin diálogo social, de manera ilegal y atacando a la libertad de empresa”. Para ella, el resultado será “en lugar de despidos” que “la empresa cerrará al completo”. “En lugar de despidos habrá despidos masivos. Los empresarios son la clave de la recuperación”, ha lanzado.

“En lugar de despidos habrá despidos masivos. Los empresarios son la clave de la recuperación”, ha dicho Isabel Díaz Ayuso

Por otro lado, tras examinar el contenido del Real Decreto aprobado por el Gobierno de PSOE y Podemos, el consejero de Economía, Empleo y Competitividad de Madrid, Manuel Giménez, ha subrayado que las nuevas medidas se han adoptado “sin consultar a las autoridades laborales de las comunidades autónomas”.

Además ahora un procedimiento adicional de revisión de oficio de todos ERTE que se resuelvan, expresamente o mediante silencio administrativo positivo.

El establecimiento de esta revisión de oficio, en vez de optar por la seguridad jurídica que ofrece la revisión previa de los ERTE antes de su resolución o que se sustituya este trámite por una declaración responsable de la empresa, tal y como había solicitado la Comunidad de Madrid, expone a estas compañías a sanciones y recargos por el mero hecho de haber padecido “incorrecciones” en su solicitud.

No obstante, desde la Comunidad de Madrid inciden en que apoyan las medidas que supongan protección del empleo pero solicitan que se extienda también a los autónomos y empresas, “que son los generadores de empleo real y de cuya viabilidad depende que se mantenga la actividad económica en nuestro país”.