El alcalde de Pinto, Diego Ortiz, ha remodelado su Ejecutivo, modificando la competencia de algunos de sus concejales. Como por ejemplo, Pablo Leal López, que deja de ostentar las funciones de responsable de la Seguridad del municipio, quedando al frente de Servicios, Obra y Movilidad.

A partir de ahora, la concejalía de Seguridad Ciudadana pasa a la competencia de Alejandro Robles, que la suma a Mayores, Comercio y Participación.

Esta reorganización, conocida en el argot político como ‘Crisis de Gobierno’, “atiende únicamente a un criterio práctico: reestructurar la carga que soportan los concejales con responsabilidad de Gobierno para ofrecer un mejor servicio a la ciudadanía”, dicen fuentes municipales.

De hecho este lunes, en el ‘Debate Sobre el Estado de la Ciudad’, el propio alcalde de Pinto dio algunas pinceladas de la remodelación, descartando en cualquier caso que que Leal fuera cesado. Puesto que, de haber sido así, “habría sido cesado de todas sus competencias y no formaría parte del Gobierno”, argumentó Ortiz tras las críticas del PP a su primer año de gestión.

Un año marcado por la pandemia del coronavirus y donde la gestión de Leal, al frente de la Seguridad, ha sido cuestionada por los sindicatos policiales.