No empieza bien el año para la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández. Este miércoles, 9 de enero, a las 10.00 horas, la regidora tendrá que ir al Juzgado junto a su concejal de Urbanismo y acompañada de abogado para declarar ante el juez por presuntos vertidos ilegales en Perales del Río. Pero antes comparecer en sede judicial, a Sara Hernández le llueven las críticas por la “desorganización” de la Cabalgata de Reyes.

Y es que además de ser la Cabalgata de Getafe en la que menos carrozas desfilaron por las calle (solo 10 en comparación de las 60 que lo hicieron en Fuenlabrada), se ha sumado que muchos niños no pudieran acceder al interior del Coliseum para recibir a los Reyes Magos, según han denunciado desde el PP de Getafe.

El motivo es que “como únicamente se abrió al público uno de los fondos del estadio, la mayoría de las familias no lograron entrar al recinto y fueron obligados a permanecer en el exterior del Coliseum, de pie y soportando una temperatura muy fría”, dicen los populares. Algo que provocó que los niños se “apelotonaran” en las inmediaciones del estadio getafense.

“Resulta incomprensible que, para la recepción de Sus Majestades, solo se abriese al público uno de los fondos del Coliseum, lo que dio lugar a la insólita estampa de ver esa grada a reventar de familias y el resto del campo completamente despoblado”, añaden desde el PP.

Finalmente, el Partido Popular de Getafe se queja también de que el Gobierno local no les cursó “ni la invitación para recibir a Sus Majestades ni la que había cursado Apanid para la visita de los Reyes a los niños del centro”.