La Delegación del Gobierno en Madrid ha prohibido dos manifestaciones convocadas para mañana sábado, por contravenir la normativa sanitaria de la Comunidad y prever la asistencia de más número de personas de la recomendadas en esta fase álgida de la pandemia.

Así lo ha indicado este mediodía en rueda de prensa el delegado del Gobierno, José Manuel Franco, que ha señalado que tras analizar las peticiones de manifestación “cualquier persona comprenderá perfectamente los motivos de este prohibición”.

Una de las marchas prohibidas mañana pedía la dimisión del Gobierno central y tenía una previsión de 2.000 personas.

La otra llevaba como lema ‘En defensa del Sistema Sanitario Público, En defensa de los Servicios Públicos, En defensa del tejido productivo, En defensa de la hostelería, En defensa de Madrid’ y pedía la dimisión de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso. Habían previsto la asistencia de 3.000 personas y discurriría a partir de las 18.00 horas entre la plaza de Cibeles y Sol.

Estas no autorizaciones de protestas se producen después de que una manifestación por la libertad se desbordara el pasado sábado en Madrid, con más de 1.300 participantes. La Policía Nacional interpuso 216 propuestas de sanción y más de 40 detenciones por “desobediencia” a la autoridad.