Una mujer de 19 años y de nacionalidad española ha sido detenida como sospechosa de ser la autora del apuñalamiento a una chica de 17 años en la noche del domingo en Alcorcón y que acabó falleciendo en el hospital de la ciudad.

La joven detenida no se presentó en dependencias policiales, pese a que desde primera hora del lunes había sospechas de que podía ser ella. Y eso porque la familia de la víctima había advertido de presuntas amenazas de la arrestada, por lo que fueron los agentes de la Policía Nacional los que acudieron a detenerla finalmente.

El caso está bajo secreto de sumario y se espera que en las próximas horas la detenida pase a disposición judicial, han informado fuentes policiales. Si bien una de las hipótesis que se barajan es que la mató por celos.

AMENAZAS

El lunes, a las pocas horas del suceso, el padre de la menor asesinada aseguraba en declaraciones a Telemadrid que su hija recibía amenazas a través del ‘WhatsApp’ de la novia de su expareja, a quien habría llamado “drogadicta”.

Además, comentó que su hija ya le había advertido de las amenazas que recibía desde hace semanas. “Mi hija tenía miedo. Se sentía amenazada. Intenté hablar con el padre de la chica. Mi hija me decía que estaba loca”, señaló.

La joven, de 17 años, falleció la noche del domingo en la Fundación Hospital Alcorcón tras recibir una puñalada mortal en el abdomen. El suceso se produjo en el interior de un local de albañilería ubicado en la confluencia de la calle Desmonte con la calle Cuenca. El suceso habría tenido lugar cerca de donde la joven fallecida vivía con su actual pareja.