El Pleno del Ayuntamiento de Leganés no ha dado luz verde a la propuesta del alcalde Santiago Llorente de dedicarle una calle en el municipio al exdirector de Urgencias del hospital Severo Ochoa, Luis Montes, recientemente fallecido.

Para su aprobación era necesario contar con la mayoría absoluta de los 27 votos de la Corporación municipal y sólo manifestaron el apoyo a la iniciativa del alcalde los 13 ediles de los grupos políticos de izquierdas. PP y Ciudadanos la rechazaron y ULEG se abstuvo.

El regidor leganense pretendía que el bulevar central de acceso al centro hospitalario estuviese dedicado a este médico anestesista salmantino que fue acusado por la Consejería de Sanidad de practicar en torno a 400 sedaciones irregulares. Dicha denuncia fue archivada por la Audiencia Provincial.

PODÍA HERIR LA SENSIBILIDAD, SEGÚN EL PP

Durante el debate en el Pleno municipal, el portavoz del Partido Popular, Miguel Ángel Recuenco, rechazó la propuesta indicando que “poner el nombre de una calle a Luis Montes iba a herir la sensibilidad a muchos vecinos y por eso no lo apoyamos”.

Desde el PSOE, la primera teniente de alcalde, Angelines Micó, respondió declarando que “Luis Montes era merecedor de esa calle por su defensa de la salud pública”.

Por su parte, desde Leganemos recordaban que “el compromiso con la sanidad pública también incluye el reconocimiento de aquellas personas que la han defendido hasta las últimas consecuencias”. Y en este sentido sentenciaban que “esperábamos esto por parte del PP de Leganés, pero gran decepción la actuación de ULEG y Ciudadanos”.