El Consejo de Ministros ha decretado en reunión extraordinaria, aprobar el Estado de Alarma en la Comunidad de Madrid. Una decisión que ya se sabía desde anoche, pese a que desde La Moncloa decían que iban a esperar a una llamada entre el presidente, Pedro Sánchez, y la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. Pero antes de las 12.00, Sánchez ya había firmado el decreto.

Ambos dirigentes han hablado en torno a las 12.00 horas, pero el decreto ya estaba aprobado. Ayuso ha insistido en el control por zonas básicas de salud, lo que afectada a 51 zonas, entre ellas Fuenlabrada, Leganés, Getafe o Alcorcón, pero se ha impuesto el criterio del Gobierno. Todo ello, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) tumbara las restricciones.

El jefe del Ejecutivo le ha trasladado que hay que “proteger la salud pública ya” y que por eso se aprueba el Estado de Alarma, que entra en vigor este viernes. No obstante, han acordado que en los próximos 15 días los equipos seguirán hablando de los escenarios. Durante esos 15 días, la excepcionalidad estará vigente.

RESTRICCIONES Y MÁS DE 7.000 POLICÍAS

En rueda de prensa posterior, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha precisado que el Estado de Alarma se aplicará en 9 municipios de la región, con más de 100.000 habitantes. Esto es: en Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Madrid, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz.

Illa ha insistido en que el Estado de Alarma es la figura normativa para dar cobertura legal a las restricciones que tumbó ayer el TSJM.

Por lo tanto, la movilidad en esto municipios queda limitada y solo se podrán entrar y salir de ellos, con causa justificada. Para controlar el cumplimiento de las medidas, el Ministerio del Interior movilizará a más de 7.000 policías nacional y guardias civiles.