La Comunidad de Madrid ha diseñado su hoja de ruta “hacia una región neutra en carbono” que incluye cuatro objetivos estratégicos y 58 medidas o programas de actuación del Plan para la Descarbonización y cuidado del Medio Ambiente. El Plan contará con una inversión aproximada de 1.000 millones de euros hasta 2023, procedentes tanto de financiación propia como de fondos europeos.

Contempla cuatro objetivos que se centran en reducir las emisiones directas; incrementar la eficiencia energética y disminuir la dependencia; reforzar el liderazgo de la Comunidad en la gestión del agua como fuente de energía limpia y renovable; y favorecer la investigación y la innovación en las nuevas tecnologías para ahondar en la descarbonización real de la región y consolidar una economía verde.

“Descarbonizar la región es relevante para el cuidado y la protección de nuestro medio ambiente. Los avances que logremos permitirán incrementar la eficiencia de nuestra economía e industria y reducir los riesgos asociados a la dependencia energética. De hecho, es una parte importante de la estrategia europea de recuperación económica y crecimiento”, ha destacado la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín, tras presentar el documento de ruta en la reunión del Consejo de Gobierno celebrada en la Real Casa de Correos.

Se trabajará principalmente en dos sectores claves que concentran el 77% del consumo energético y el 84% de las emisiones de gases de efecto invernadero, como son el transporte y el residencial.

TRANSPORTE Y ENERGÍA

Así, en el sector de transporte, que produce más de la mitad de las emisiones directas, se apostará por proyectos dirigidos a implementar y consolidar las infraestructuras de puntos de recarga (electrolineras); fomentar del uso del vehículo eléctrico y la movilidad sostenible potenciando el carsharing y motosharing; trasformar la flota institucional en una que sea cero emisiones u ofreciendo asistencia técnica a los municipios madrileños para el establecimiento de ‘Zonas de Bajas Emisiones’.

Asimismo, se trabajará en desarrollar diferentes acuerdos de colaboración público-privada con empresas comercializadoras de electricidad o con distribuidoras de gasolina para poner en marcha proyectos sostenibles.

VIVIENDA

El Gobierno regional también actuará con este Plan en el ámbito residencial, que produce el 32% de las emisiones, aplicando programas de rehabilitación energética de edificios o favoreciendo la reducción de los sistemas de calefacción y digitalizándolos para promover el ahorro. También se pondrá en marcha una línea de incentivos para fomentar el autoconsumo con tecnologías renovables y para la instalación de acumuladores de energía.

Además, se activará el proyecto piloto para crear el primer edificio público neutro en carbono. Para ello, se seleccionará un instituto/colegio público para su rehabilitación y conversión en Edificio Neutral 0 que sirva de base para continuar con esta iniciativa en otras sedes públicas.