Tras las buenas sensaciones ofrecidas el pasado fin de semana en Ipurua, el CD Leganés visita este viernes (21.00 horas) El Molinón, otro de los recintos más complicados de la categoría. Allí le espera el Sporting de Gijón, primer clasificado tras las cuatro primeras jornadas y que aspira a mantener el liderato ante su público.

El reto del conjunto pepinero, por contra, es bien distinto. Se trataría de conquistar su primer triunfo en una temporada que ha arrancado con los renglones demasiado torcidos y que empezó a enderezar en Eibar. Dos puntos de doce posibles es el balance de los de Garitano, que en la rueda de Prensa previa al encuentro admitía que “hemos tenido un inicio malo en cuanto a resultados, pero creemos en lo que hacemos y desde la serenidad y la tranquilidad iremos a mejor”, auguraba.

Asier Garitano: “Hemos tenido un inicio malo en cuanto a resultados, pero creemos en lo que hacemos y desde la serenidad y la tranquilidad iremos a mejor”

Cuestionado acerca de si daría por bueno un empate como el cosechado en Ipurua, el de Bergara sostuvo que “depende de cómo se dé el partido. El punto puede ser bueno o no serlo. La idea es ir a disputarlo”, en referencia al partido, “pero enfrente tendremos un rival que querrá hacer lo mismo”.

El mal arranque está ahí y Garitano no ocultaba que “la situación es la que es, pero eso no nos puede condicionar y llevar a tener ansiedad”, lo que le llevaba a abogar por “saber convivir con la situación en cada momento”.

En lo que al capítulo de bajas se refiere, están confirmadas las de Avilés y José Arnáiz, mientras que en el caso de los internacionales que han jugado con sus selecciones tampoco será de la partida Yoel Bárcenas. Sí estará disponible Shibasaki, pero el concurso de Omeruo está en el aire.