Este lunes, 18 de enero, ha entrado en vigor el cierre perimetral de toda Fuenlabrada, de la que no se podrá entrar ni salir salvo causa justificada, hasta dentro de dos semanas, debido a la incidencia acumulada de casos de coronavirus, superior a los setecientos casos por 100.000 habitantes.

Eso sí, la orden publicada por la Comunidad de Madrid en el Boletín Oficial, excluye la zona del centro comercial Plaza Loranca 2. Esto implica que pueden acudir a este centro personas de otras localidades que no tengan restricciones.

Por lo que respecta a los vecinos de Fuenlabrada, éstos podrán moverse “libremente” dentro del término municipal.

Por su parte, durante una semana mas, hasta el lunes 25 de enero, la movilidad también estará restringida en Arroyomolinos y Getafe Norte.