Fuenlabrada no va a celebrar el pleno ordinario que estaba previsto para la primera semana del mes de abril. El alcalde, Javier Ayala, ha mantenido una conversación con los portavoces de todos los grupos municipales, que han acordado y ratificado esta decisión, según fuentes municipales.

En dicha conversación, Ayala les ha trasladado información detallada de las gestiones que se están realizando desde el Gobierno local. “Así como las medidas urgentes tomadas desde el inicio de la crisis”, relatan las mismas fuentes.

Finalmente, el acalde de Fuenlabrada ha aprovechado para comunicar a los portavoces de la oposición que el Ejecutivo municipal trabaja en un paquete de medidas económicas para paliar los efectos de la crisis del coronavirus en el tejido empresarial de la ciudad.

Javer Ayala ya adelantó este domingo que durante esta semana se darían a conocer las medidas económicas impulsadas por el Ayuntamiento de Fuenlabrada. Recientemente, tanto PP como VOX han solicitado por carta al alcalde iniciativas en este sentido.