Jesús Santos, portavoz de Ganar Alcorcón, ha enviado una carta a los líderes de Ciudadanos, PSOE e IU-Los Verdes en la ciudad –Alfonso Reina, Natalia de Andrés y José Antonio López Tinaquero, respectivamente- para realizar un encuentro entre los grupos de la oposición y estudiar la moción de censura contra el alcalde David Pérez con la que “devolver la transparencia y desbloquear el Ayuntamiento”. Y para ello Santos los emplaza a una reunión este lunes 28 de mayo.

Ganar Alcorcón denuncia que la contratación de Trasntel por parte de Esmasa, bajo la gestión del Partido Popular en 2014, podría haberse realizado de manera ilícita, incluyendo falsedad documental, para adjudicarle un contrato de 3,5 millones de euros.

El grupo de Jesús Santos relaciona este contrato con empresa de reparación de vehículos Jotrinsa,el cual está a día de hoy siendo investigado en los juzgados de Alcorcón. “Dicha empresa fue contratada con una sucesión de contratos menores, posiblemente ilícitos, para la reparación de los vehículos”, dicen desde Ganar, que llevarán la documentación a la Fiscalía.

LA CÁMARA DE CUENTAS AVALÓ LOS CONTRATOS

A raíz de la propuesta de moción de censura de Ganar Alcorcón, el Ayuntamiento ha respondido que el el contrato de arrendamiento, tipo renting, de diferentes vehículos con destino a ESMASA en el ejercicio de 2014 fue fiscalizado por la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid “sin que este organismo apreciara o manifestara reparo alguno al mismo”. 

Desde el Gobierno local recuerdan que el informe fue aprobado por acuerdo del Consejo de la Cámara de Cuentas el 29 de diciembre de 2016. En dicho documento, “la Cámara no muestra reparo alguno al expediente de contratación, ni manifiesta ninguna observación o anotación al respecto”.

A pesar del informe favorable de la Cámara, y para verificar el proceso de selección de ofertas realizado por los técnicos municipales, la dirección de la empresa ha abierto un expediente indagatorio con el fin, según ha señalado el presidente de ESMASA, Ignacio Gonzalez Velayos, de “despejar definitivamente cualquier atisbo de duda de aquellos que pretenden empañar el buen nombre de Esmasa y de sus trabajadores”.