El Getafe visita este martes al Real Madrid en partido aplazado de la primera jornada con los rescoldos todavía humeantes del partido del pasado fin de semana en Sevilla, donde una dura entrada de Djené a Ocampos no solo provocó la expulsión del togolés sino que un posterior rifirrafe desembocó también en las expulsiones de Lopetegui y Bordalás.

El técnico del Getafe ha comparecido este lunes en la rueda de Prensa previa al partido de Valdebebas y ha insistido en que Djene “es una persona muy noble”, reiterando que “su entrada fue totalmente fortuita, sin ninguna mala intención”. Respecto a lo acontecido tras la expulsión del togolés, ha precisado que “me hubiera gustado recibir una llamada de disculpa de Lopetegui; es lo que yo hubiera hecho en su lugar”, ha sostenido antes de reiterar que “considero mi expulsión totalmente injusta”.

Ha recordado Bordalás que “llevamos cuatro años dando un nivel impecable” -en alusión a su etapa al frente del equipo azulón- “y aguantando todo tipo de calificativos hacia nosotros. Cuando repiten tanto un mensaje negativo hay gente que acaba creyéndoselo. Afortunadamente”, ha remarcado, “tenemos grandes profesionales en el arbitraje y no se dejan influenciar”.

“SUMAR UN PUNTO SERÍA UNA GRAN NOTICIA”

Entrando a valorar el compromiso de este martes, no ha escondido que “nosotros siempre preparamos los partidos para conseguir la victoria, pero sumar mañana” -por este martes- “un punto sería una gran noticia”, ha admitido antes de referirse al aluvión de ausencias en el rival señalando que “el Real Madrid en un gran equipo con una gran plantilla. Las bajas siempre son un contratiempo, pero tienen un gran potencial”.

Ya por último, también se ha pronunciado acerca de las informaciones que ponen en duda la continuidad del técnico del Real Madrid. “No entiendo que Zidane pueda estar cuestionado. Es un hombre que lo ha ganado todo con su equipo y al que yo admiro”, ha subrayado en una manifiesta señal de apoyo a su colega de profesión.