Los vecinos de Perales del Río no quieren ser la “última” mierda de Getafe, y tampoco que sus vidas corran peligro. Si el pasado fin de semana marchaban contra la construcción de dos estaciones de aguas fecales junto a sus viviendas, hoy se oponen a la edificación de una estación de servicio en el barrio, y cargan contra Supermercados HIBER, que tiene intención de construirla en el centro ubicado en la avenida Grazia Deledda número 1.

Esta instalación contaría con depósitos de hasta 60.000 litros de combustible, localizados a escasos metros de viviendas, un parque infantil y el centro cívico de Perales.

“Su puesta en marcha transformaría el espacio circundante en un área peligrosa desde el punto de vista de la seguridad de peatones, ciclistas y otros usuarios vulnerables y, sobre todo, desde la perspectiva de la emisión de gases altamente contaminantes a la atmósfera”, exponen los vecinos.

De esas emisiones, la más peligrosa es el benceno, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), puede acarrear cáncer o anemia aplásica en las personas.

En este sentido, el barrio pide a Supermercados HIBER que desista de su intención de construir esta gasolinera, al mismo tiempo que exige a la Comunidad de Madrid, que “agilice los trámites necesarios para que se modifique el PGOU de Getafe” e impida la construcción de este tipo de instalaciones.

El último Pleno rechazó la construcción de esta gasolinera, con los votos a favor de PSOE, Partido Popular, Podemos, Ciudadanos y Más Madrid Compromiso con Getafe . VOX se abstuvo.